Una batalla por la libertad...
...un viaje hacia lo desconocido

A.J. Ortiz, nació en Colombia, 1980, es Profesional en Administración Documental, dicho oficio va de la mano con la Bibliotecología, hecho que le ha permitido estar totalmente cerca de contenidos literarios de diversa índole.  No se considera un escritor profesional, se define más como un fiel amante de la lengua española que busca aprenderla cada día más y para ello recurre al ejercicio de la escritura, como ese vehículo que le acerca más a su objetivo. Desde muy joven ha plasmado en el papel sentires y pensares sobre diversas circunstancias de la existencia, a los 12 años comenzó a escribir textos sencillos que acumulaba en algún viejo cuaderno.

En su trayectoria ha publicado dos títulos: “Estocolmo” (2015) y “Estoy bien” (2017), ambas, autopublicadas. En esta oportunidad nos entrega “Outsider” una novela de ficción que enmarca la historia en un contexto tecnológico y hace situaciones espectaculares, mientras se entrega un contenido filosófico existencialista que invita a la reflexión.


Entrevista al autor

 

A temprana edad, usted comenzó a escribir textos sencillos, los cuales con el tiempo se fueron acumulando. ¿Recuerda usted alguno de los temas que escribió en las hojas de aquel viejo cuaderno? 

Por supuesto, aquellas ocurrencias estaban ligadas a las experiencias cotidianas, todo lo que observaba en el día a día, amor y desamor (de mis hermanas), relatos de soledad y algunas aventuras de un personaje amorfo que solía vivir dentro de las rocas del muro de una casa vecina.

Hoy publica con nosotros su tercera obra, y aunque sus dos anteriores títulos: “Estocolmo” y “Estoy bien”, fueron autopublicados, ¿podría compartir con nuestros lectores una corta sinopsis de las obras y dónde pueden ser adquiridas? 

“Estocolmo” es una novela corta que transcurre en el centro de Estocolmo, Suecia, principalmente en el subterráneo, es una historia de amor atípica que germina después de un fuerte shock emocional al que los protagonistas fueron expuestos al atravesar por un episodio violento que involucró un secuestro de varios días. Lo atípico no es por el enganche emocional que se genera por un fuerte trauma psicológico, es más bien por la manera en la que lograron hacer que su amor fuera duradero después de aquello. 

“Estoy Bien” es la historia peculiar de una joven en busca de identidad habituada a cometer errores con la misma facilidad con la que respira, encuentra a un futuro amigo que le enseña a reconocerse y así aprende a trasmutar sus terribles circunstancias en un prometedor presente. También funciona como precuela de “Outsider” ya que introduce el personaje de Adhler Kellen y deja preguntas abiertas que le rodean de cierta aura de misterio, mismas que tendrán respuesta en esta nueva aventura. 

Ya no se consiguen estas obras, fueron tirajes muy pequeños, pero por fortuna vendí todos los ejemplares, así que puede decirse que fueron un éxito en ventas… es broma.


Hay dos temas que le emocionan cuando se trata de escribir: la condición humana y sus circunstancias; y el tiempo. ¿Qué ve o encuentra usted detrás de estos temas que le pueda generar dicha reacción? 

La condición humana es fascinante, la psique del ser humano es un apasionante misterio con un gran poder para crear realidades de toda índole, como un permanente observador de estas condiciones me hallo maravillado con lo paradójico que resulta el ser humano con sus comportamientos tan contradictorios, pero también con toda la bondad que puede albergar. En cuanto a mi fascinación por el tiempo solo puedo decir que he llegado a acercarme bastante a su real connotación, pues no es algo tan sencillo como decir que es una magnitud y eso me seduce para continuar buscando entender el por qué es tan mágico, pues sin él no hay nada, nada es posible sin el tiempo y sin embargo es lo que más desperdiciamos.



La existencia entera está a cargo de Anu y sus tres hijos. ¿Qué buscan estos dioses en la vastedad del Universo?  

Prolongarse en el tiempo, son deidades que dependen de los tributos emocionales de sus creaciones, nunca les es suficiente, Anu creó la vida emocional y en ella encontró una fuente inacabable de alimento, por eso recorren el infinito universo para plantar sus granjas y garantizar permanentes cosechas. Las emociones son fáciles de producir y de manipular.


En esa búsqueda implacable de emociones, encuentran un nuevo planeta. ¿Qué descubren allí? 

Nerthus, fue creado por viajeros galácticos que van por el universo otorgando el libre albedrío a la existencia, allí plantaron la semilla de la vida y simplemente la dejaron ser, a su ritmo, con su afán propio, y luego se marcharon hacia las estrellas. Los ingenieros (Enlil y Enki) tropezaron con este lugar rico en mineral dorado tan necesario para su supervivencia, pero su ambición no paró ahí, le otorgaron emociones a los seres primitivos que allí encontraron y ganaron por partida doble.

 

 
 
Add a caption to enhance the meaning of this image.                                                                        

Enki, cuya malicia parece imperar, les confiere a estos primeros humanos la capacidad de reproducirse y comunicarse. ¿Qué quiere lograr realmente con ello? 

Las intenciones de Enki se reducen al deseo del caos, es incapaz de concebir la existencia en armonía, necesita del conflicto para poner a prueba a su hermano Enlil y provocar la ira de su padre, para él todo es diversión, aunque tiene honor, pues sabe reconocer cuándo alguien le ha superado, no desperdicia oportunidad para susurrar al oído de la humanidad los peores consejos posibles y así garantizar ingentes provisiones de alimento para los dioses.

Entre todos esos códigos, existe uno que, por alguna razón desconocida, es capaz de tener muchísimas más capacidades de análisis y reflexión. ¿Quién es y cuáles son esas características especiales que posee?

Es una de tantas creaciones anónimas, pero esta en particular ha ido generando consciencia de sí mismo; de su existencia, a raíz de aprender de esas experiencias en todas sus vidas, es un fallo del sistema, una anomalía en toda regla, es la creación que se revela contra su creador al darse cuenta de que existe; no que simplemente tiene vida, el concepto de existencia le confiere la capacidad de emanciparse y crear su propio camino, pero continuamente es castigado por ello hasta la décima reincidencia cuando encuentra la manera de no solo liberarse, sino también vengarse por todo el sufrimiento que le han causado. Esa característica especial es la capacidad de toma de consciencia, nada menos ni nada más.

La nueva creación genera un infinito caos. ¿Qué decisiones toman los dioses al respecto? 

Como lo haría un granjero en su granja si alguno de sus animales se revela, sacrificarlo y preparar un buen almuerzo, así que después de un muy lioso trabajo para capturarlo, lo reprocesan y reprograman para que les alimente una vez más, pero al no interesarse por conocer a su enemigo le conceden, sin quererlo, una oportunidad de oro para que pueda por fin lograr su objetivo.

Nos puede adelantar si actualmente trabaja en un nuevo proyecto  o, acaso… ¿Outsider continuará? 

Actualmente estoy trabajando en tres proyectos, una recopilación de cuentos, relatos y novelas cortas, una antología de poesía y una novela. “Outsider” no necesariamente continuará, pero sí estará presente en toda mi obra, pues es el universo donde se desarrollan todas las historias que pueda imaginar, todas las obras están conectadas, conviven y coexisten allí en un infinito universo de posibilidades.

Estos dioses vagan en la vastedad del Universo

Se alimentan de las emociones


 



Comparte nuestro post

 


Historias de mi pueblo...
Cargadas de ilusión e inspiración