Aportando un granito de arena...
...una solución para avanzar de manera diferente

El autor Raúl Niño Guevara nació en San Vicente de Chucurí, departamento de Santander, Colombia, 1972.  Sin ser escritor profesional, siempre ha tenido la facilidad y agilidad mental para escribir, ya sean, canciones, poemas, versos, o como en este caso, un libro; porque, sintió que debía hacerlo, ya que tenía una cantidad considerable de información y vivencias de familia que deseaba compartir. Inició el proyecto en agosto del año 2019, y para él, escribir, es algo indescriptible, se regocija de paz interior, se inspira y transporta a muchos lugares donde se imagina a miles de personas leyendo sus relatos.


Dice que es un privilegio poder plasmar sus ideas, y pensamientos para ser transmitidos a los futuros lectores; buscando de esta manera, aportar un granito de arena en pro de un cambio significativo en la vida de cada uno de ellos, con temas relacionados en el diario vivir como pareja, familia, hijos, e inclusive, los amigos, que también forman parte de ella. Siempre que tiene una imagen, inmediatamente toma lápiz y papel y les da rienda suelta a sus pensamientos.






Entrevista al autor

En su  libro podemos encontrar temas relacionados con el diario vivir: pareja, familia, hijos, e inclusive, los amigos, que también forman parte de ella.  ¿Cuál fue la premisa que lo llevó a plasmar estos temas que, muchas veces obviamos como padres y como familia?

 

Como primera medida, el valor y la importancia que deben representar a la familia son esenciales, fortalecer las bases que la conforman a través de la comunicación, la confianza y el respeto, convertidos los tres en pilares fundamentales que permitirán transmitir valores y principios a nuestros hijos, siendo estos un referente principal para su sano crecimiento y desarrollo. De igual manera, siempre he tenido gran preocupación por el cómo ha ido desmejorando la calidad de vida de niños, niñas y adolescentes, ver como aumenta el porcentaje de embarazo en niñas, el maltrato infantil, el consumo de drogas, alcohol, etc. Debemos unir esfuerzos en pro de un mejor mañana para ellos.


En nuestra sociedad no todos los niños(as) cuentan con la oportunidad de crecer resguardados por el cariño, el amor y el afecto de ambos padres. Un alto porcentaje de hogares está compuesto por madres solteras. ¿Cómo evitar que esta estructura siga en aumento? 


Primero, enfatizar en la importancia de aumentar el valor y autoestima a nivel personal, saber que una dama debe tomarse el tiempo necesario para conocer a la otra persona antes de llevar la relación a un segundo paso como lo es un embarazo, es algo que debe ser planificado de común acuerdo, saber y estar consciente de la responsabilidad que ello amerita. La mujer fue bendecida para poder dar a luz una vida, pero también para ser protegida por su pareja. Es vital una sana planificación, hasta tanto no se esté seguro que la persona a su lado es la elegida para ser el padre de sus hijos y quién les representará siempre.

 

Las experiencias tempranas que vivimos tienen un efecto a  largo plazo, siendo de mayor relevancia aquellas (tanto positivas como negativas) que ocurren dentro de los 3 primeros años de vida.  Ante un giro en todas las sociedades por la situación económica, muchas familias se ven en la necesidad de recurrir a centros de cuidado. ¿Considera usted que depende de la calidad y profesionalismo de las personas encargadas de esos centros de cuidado o de educación inicial, podrían influir en el desarrollo infantil? ¿De qué manera? 

Tiene mucho que ver, porque es allí donde dan sus  primeros pasos, inician el proceso de aprendizaje y comunicación. El profesionalismo es relevante a la hora de enseñar y tratar a los niños (as), su capacidad cognitiva está al cien por ciento, lista para aprender las buenas costumbres, valores y principios, serán un factor fundamental para un sano crecimiento y desarrollo.


La violencia en el ámbito escolar siempre ha existido, el cual hasta hace poco era ignorada, pero en este último siglo se ha intensificado, gracias a Internet y las redes sociales. ¿Nos podría compartir algunos consejos para que los padres estén alerta ante tal situación? 

Como primera medida, los padres debemos estar enterados de todo cuanto hacen nuestros niños, verificar, analizar y autorizar si el contenido de lo que están observando en las redes sociales es acorde y apto para él, que sea educativo, que provea enseñanzas más no incite a la violencia, tanto verá como física y psicológica. Segundo, el fortalecimiento de los principios y valores juega un papel importante, de ellos depende en lo que se convertirá el niño, niña o adolescente, concientizarlos en el respeto que tanto ellos como los demás se merecen, en las consecuencias a que el maltrato conlleva. La comunicación, confianza y respeto ante todo evitarán que desvíen su camino y se conviertan en personas no deseadas y aceptadas por la sociedad.

Con el desarrollo de las tecnologías, las nuevas generaciones han olvidado que hay maneras provechosas de pasar su tiempo libre. Como padres, eso nos preocupa. ¿Cómo lograr ese equilibrio necesario en nuestros hijos? 

Nuevamente la comunicación hace una entrada triunfal como punta de lanza en la familia, es decir, que se debe buscar la integración de la familia a través de diversas actividades, deportes, música, baile, etc. Donde serán los padres quienes tomen la iniciativa en sacar de su zona de confort y ocio a los chicos, brindando alternativas diferentes y de sano esparcimiento, las cuales producirán efectos positivos que llevarán a repetirlas una y otra vez con gran intensidad, fervor y alegría. Los padres debemos estar siempre dispuestos a escuchar, enseñar, guiar y compartir con  nuestros hijos.

El constante movimiento, acelerado, de las actividades a cargo de los padres, la evolución tecnológica, y el tiempo que pareciera ir más rápido, cuando nos damos cuenta, nuestros hijos han dejado de ser niños. ¿Desde qué edad y de qué  manera debemos abordar esos temas que han dejado de ser mal llamados, en otras épocas, “tabú”?  

No existe una edad específica para esos temas debido a su complejidad y variedad relacionados a la sexualidad. Se deben ir abordando poco a poco desde los primeros pasos o primera infancia, como por ejemplo, enseñar a los pequeñines el no permitir ser tocados o acariciados en sus partes íntimas por personas extrañas o que incluso, pertenezcan al núcleo familiar,  indicarles con las palabras correctas lo que es un depredador sexual, o persona de muy malas intenciones, que busca y puede causarles mucho daño, así mismo y en la medida que continúan su etapa de crecimiento y desarrollo, irán llegando los cambios y con ellos muchas preguntas e incógnitas que deberán ser abordadas y despejadas en su totalidad con absoluta confianza entre padres e hijos, ya que ello permitirá una mejor preparación y conocimiento respecto a la sexualidad, las enfermedades de transmisión sexual (ETS) y todos los demás factores relacionados a la misma. No puede ni debe existir un tabú. Es hora de cambiar y actuar por el bien de nuestros niños.

La etapa de la adolescencia se podría decir que es una de las etapas cruciales en el desarrollo de nuestros hijos. ¿Cuál es la mejor manera de supervisarlos sin intervenir en su independencia como individuos? 

La comunicación, confianza e interés en todos los temas de su preferencia.

Todos los temas abordados en su obra son interesantes e importantes. ¿Tiene previsto profundizar de manera individual en alguno de ellos?

En un futuro espero no muy lejano, me gustaría profundizar en todo lo relacionado al crecimiento, desarrollo y vivencias de un adolescente, en pro de guiarle de la mejor manera posible hasta lograr su independencia.

Una familia con bases sólidas,
incorpora personas sanas a la sociedad


 



Comparte nuestro post

 
Una batalla por la libertad...
...un viaje hacia lo desconocido